Value Investing – Pablo J. Vázquez

Otro enemigo: Los costes de transacción

Otro enemigo: Los costes de transacción
diciembre 29
19:48 2014

Que el inversor se ha vuelto más impaciente es un hecho. Un gráfico de LPL Financial analiza el período de medio tenencia de una acción a lo largo de las últimas décadas. En la década de los sesenta, el horizonte temporal medio de un inversor en renta variable se situaba por encima de los 8 años. Desde entonces, no ha parado de menguar hasta situarse por debajo del año en la primera década del siglo XXI:

 

Otro enemigo: Los costes de transanción 1

 

¿Y qué impacto tiene esto en la rentabilidad del inversor? Pues depende de qué rentabilidad estamos hablando: ¿bruta o neta? Esto es: ¿antes o después de los costes de transacción?

Los profesores Brad Barber y Terrance Odean –ambos de la Universidad de California– decidieron llevar a cabo un estudio para determinar si los rendimientos asociados a una estrategia de elevada rotación de cartera eran o no superiores a los rendimientos de una estrategia de baja rotación. Para ello, tomaron una muestra de más de 65.000 inversores particulares –también hay evidencia para los fondos de inversión– y analizaron sus rentabilidades, para el período 1991-1996, distinguiendo 5 grupos de inversores en función de la función de sus carteras: desde el Extremadamente paciente (inversor de largo plazo o baja rotación) hasta el Hiperactivo (inversor de corto plazo o de alta rotación). Los resultados del estudio se muestran en el siguiente gráfico (fuente: comentarios de Jason Zweig en la edición revisada de El Inversor Inteligente, Ed. Deusto, 2007):

 

Otro enemigo: Los costes de transacción 2

 

Si nos centramos en la rentabilidad bruta (antes de deducir los costes de compraventa), la paciencia no aparece como atributo diferenciador; pero si observamos la rentabilidad neta, la cosa cambia: mientras que el inversor extremadamente paciente apenas ve menguada su rentabilidad (por encima del 18% tanto antes como después de costes), el inversor hiperactivo se deja más de un 7% por el camino. Ahí le dejo los datos..

Veamos otra forma de analizar el impacto de los costes de transacción. Para ello, vayamos primero a la página web de la Bolsa de Madrid y, en concreto, a la ficha de Repsol:

 

Otro enemigo: Los costes de transacción 3

 

Si nos centramos en la última fila vemos que nos muestra el total efectivo negociado en acciones de Repsol en cada uno de los últimos 5 años. Así, por ejemplo, hasta el 24 de diciembre, el importe total de operaciones de compraventa realizadas en el año 2014 ascendía a la nada despreciable cifra de 54.727 millones de euros (en el caso del Banco Santander, la cifra ronda los 139.000 millones; esto es, el 13% del PIB español)

Vayamos a por los costes. Si nos gusta el color naranja y nos quedamos con el bróker de ING Direct, éstas son las comisiones de compra/venta:

 

Otro enemigo: Los costes de transacción 4

 

Supongamos que realizamos más de 6 operaciones al mes, luego nos quedamos con el 0,20%. Pero claro, cuando uno compra, otro vende. Resumiendo: un 0,40% por cada operación. Multipliquemos ahora ése 0,40% por el efectivo negociado. Total: unos 231 millones de euros en comisiones.

¿Mucho o poco? Ya, ya, mucho. Pero es que si lo ponemos en relación al beneficio de Repsol, todavía más. Si nos vamos a la cuenta de resultados de 2013, observamos como el resultado neto de Repsol (la partida “Resultado atribuido a la sociedad dominante”) asciende a 195 millones de euros. Sí, sí, como suena: en 2013, las comisiones por compraventa han superado el beneficio que ha generado la propia empresa.

Lo dicho: o lo tiene muy claro o mi consejo, si me lo permite, es que no se mueva mucho; no sea que no vaya a salir en la foto..

 

*Si no quieres perderte futuros artículos, SUSCRÍBETE AQUÍ

 

Sobre el autor

pablojvazquez

pablojvazquez

Doctor en Economía, profesor del Departamento de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad de Alicante, y Director del Título de Experto en Bolsa y Mercados de esa misma universidad. Especialidad en el área de Análisis y Valoración de Empresas.

Artículos relacionados

Recibe las últimas novedades en tu correo electrónico
* = campo obligatorio

SÍGUEME EN TWITTER

CONTACTO

Puedes contactar conmigo aquí   ¡Gracias!